Elite Beat Agents (DS)



Una se alegra cuando se entera de que un juego popular en tierras niponas y de corte muy oriental nos llega a nuestro país sin necesidad de importarlo. Una se deprime cuando se entera de que el juego sufrirá un lavado de cara total para adaptarlo al público occidental (con traducirlo basta, los que compramos estos juegos adoramos las frikadas tal cual se cuecen allí). Una recupera la alegría anterior cuando prueba la versión final y se da cuenta de que el resultado es tan excelente como su versión original. JUEGAZO.
Si bien las canciones pueden gustarte más o menos, la verdad es que la selección roza el excelente. Los cantantes no son los originales, pero ¿a quién le importa? es más preocupante el hecho de que haya tan poquitas...

Cada una de ellas está relacionada con una historia distinta. Aunque todas se resumen en que algún personaje tiene un problema y los agentes acuden en su ayuda. Algunas te harán reír, otras te parecerán estúpidas y alguna te hará llorar (¿o sólo yo he llorado con el EBA? "^_^). Hay que aprovechar el nivel fácil para enterarse de qué van, porque en los otros es prácticamente imposible pararse a mirar lo que sucede en la pantalla superior.
La curva de dificultad está muy bien implementada. Empiezas con ayuda y terminas en un océano de círculos que se cierran a ultra-velocidad, desordenados por la pantalla. Es realmente satisfactorio llegar a dominar el nivel más experto.

¿Rejugable? mucho, muchísimo. A veces siguen entrándome ganas de pillarlo y echar una partida, pero no lo hago porque lo desbloqueé ya al 100% (el vicio que le he dado a este juego no es normal). Puedes subir las calificaciones en las canciones, conseguir las estrellas por hacer todas las fases bien o subir tu rango general al máximo, que es cuando sale la última pantalla del juego -la de la foto de arriba-.
¿Recomendable? para mí, el mejor juego del catálogo de la portátil de Nintendo.
Con la tecnología de Blogger.