Fat Princess (PSN)



Fat Princess supuso para mí una grata sorpresa. Nunca he sido amante de los modos on-line ni tampoco del multiplayer, así que era bastante improbable que me gustara un juego que los tuviera por base. ¡Y mucho menos siendo descargable! Bastó ver a otra persona jugando un ratito para que me entraran unas ganas tremendas de probarlo, aunque de primeras el control y sistema parecieran confusos, la verdad es que no hay cosa más simple y una mejor forma de adaptarse que el modo historia (además muy simpático) que trae el juego.
Gráficamente es una gozada, simple pero a la vez muy bien definido, vistoso y colorido. Pero lo más importante: es muy divertido y viciante.

Aunque al principio me pareciera que sólo dos tipos de recursos eran escasos, luego me dí cuenta de que son más que suficientes. Sí, podría haber más clases, más mapas, más de todo. Pero es que siempre puede haber más de cualquier cosa en un juego, así que eso da igual.

Mi clase favorita es el montaraz, que es infalible con su primer arma: el arco. La que menos me gusta es el mago, que tanto en fuego como en hielo es aburrido de manejar pero estorba mucho cuando lo lleva otra persona. Un asco de clase xD. El modo Gladiador me parece demasiado difícil, sin embargo, me encantan las partidas eternas en Rescata a la princesa. En definitiva, Fat Princess es un juego con el que se te pasan las horas volando y, además, el único que ha conseguido que le coja gustillo al juego on-line.
Con la tecnología de Blogger.