Pinky:St Yuki Nagato PC2016

Yuki Nagato tiene, contra todo pronóstico, muchísimos más fans que la loli de Mikuru. Y no me lo invento yo, que prefiero a Haruhi sobre ambas, es evidente ante los movimientos de las compañías de merchandising. Y es que a veces es sólo la interfaz humanoide de pelo lila la que recibe ciertas figuras muy pepinas o ediciones especiales. En Japón, sin duda, es la favorita.
Tal vez por esta preferencia o tal vez por simple mala pata, la edición Pinky de Yuki (mayo de 2008) es la mejor, con diferencia, de las que hay de SHnY. Y seguramente todo se deba a la cara, que le da un aspecto muy mono pero sin modificar el diseño original. La Haruhi tiene unos rasgos faciales extraños, la verdad, y Mikuru tiene la cabeza como un poco deforme xD. Aunque igualmente todas son una monada ^_^

(Yuuuki, Yuuuuuki, Yuuuuuuuuki) (Nee-chaaan!) (Yuuuki) (Nee-chan!) (Yuuuuuuki) /modo-odio-escenas-de-hermanito-perdido-en-Tokyo-Magnitude-8.0-OFF
La llamaremos Nagato por hoy, ¿vale? >_< lleva dos trajes distintos: de colegio y el cosplay de brujita para festival cultural. El de colegio incluye falda, blusa con chaqueta, zapatos con calcetines negros y como accesorio tiene un libro cerrado.


La brujita simplemente viene con una blusa sin chaqueta y con la mano levantada, además de añadirle la capa y el sombrero. De complementos tiene el gatito de Kyon y la varita mágica. Cabe decir que hacer que el sombrero le encaje y le aguante es casi tarea imposible, al igual que el gatito. Una pena eso, porque molaba mucho la pose de tenerlo en el hombro :(
Yo la tengo expuesta rollo sirvienta pero sin falda, ¡jojojo! le queda súper mono, aunque acabo de decidir sacarle las orejitas de coneja, puesto que sinó desentonaba con cómo tengo a las otras "^_^


PD: Ah, que acabo de ver en una web que también venía con gafas... de ahí la ranurita que tiene en las patillas. Ya, uhm ¡¡¡ODIO LAS MEGANEKKO!!! se las quité nada más abrirlas y lo cierto es que las he perdido, porque en mi caja de partes de figuras no está. Sep, no es propio de mí.
Con la tecnología de Blogger.