Yakuza 3 (PS3)


Después de cuatro días de vicio intensivo, ya puedo decir que me he terminado Yakuza 3. Podría resumirlo todo diciendo que es de lo mejorcito que he jugado en esta generación, pero poca gracia tendría entonces "^_^ Me apena mucho que la polémica de los recortes haya servido de excusa, tanto a los usuarios (a los que les encanta pedirlo todo y luego no comprar nada alegando el mínimo inconveniente) como a la propia SEGA (que así no le dan más la brasa con esta saga en occidente), para que el juego no se coma un colín en el mercado. Me entristece porque es un grandísimo juego y, por supuesto, porque este hecho aleja mucho más el posible lanzamiento de Yakuza 4, un título por el que ahora mismo daría lo que fuera por jugar U_U

¿Fuiste uno de los que pusieron su nombre en la recogida de firmas? ¿Esperabas con ansias la tercera entrega? ¿Amas a Kazuma Kiryu sobre todas las cosas y jamás pronunciarás su nombre en vano? (bueno, ésta quizá sólo sea yo xD). Yakuza 3 te está esperando en la tienda, amigo. Más de lo mismo, pero potenciado aprovechando las capacidades de PS3. Juegazo.

Según jugaba Yakuza 3 me fui dando cuenta de dos cosas: por una parte me preguntaba cómo podía ser que algo tan brillante no tuviera el éxito merecido, máxime habiendo acción y tipos duros a raudales; Por la otra, al llegar a ciertos puntos iba entendiendo la reticencia de la compañía del erizo azul por traernos este juego, y es que tiene un carácter MUY japonés, con aspectos que pueden desconcertar muchísimo a una gran parte del colectivo jugón.

Cosas buenas: muy rejugable, larguísima duración (casi 30 horas en una partida normal, entreteniéndome en unas 30 misiones secundarias), muchos modos nuevos al terminar el juego, graficazos aún con un año en el mercado, ciudades muy vivas, diseños preciosos, muy variado y nada repetitivo, second quests bastante buenas, personajes muy carismáticos, doblaje en japonés excelente, dificultad elevada, historia muy interesante (trama política-complots), escenas MUY emotivas *o*

Cosas malas: animaciones súper ortopédicas, la primera vez que ví caminar a Haruka a mi lado estuve llorando como 15 minutos; textos sólo en inglés, que aunque se entienden bastante bien pasan automáticos en las cinemáticas, lo cual hace que alguna frase se nos pase sin acabar de pillarla; juego capado.

Algo muy curioso que me pasó es que, llegado al capítulo 5 (de los 12 que tiene), me dí cuenta de que llevaba 10 horas en que lo único que había hecho era cuidar de mis niños en el orfanato. Ni escenas ultra-emocionantes de acción, ni disparos, ni artes marciales (¡Esto es un sueño de artes marciales! Gyaaa), me lo pasé bomba en Okinawa. Unos cracks los desarrolladores, que han llevado el ritmo del juego como les ha dado la gana, sin importarles lo que se supone que debería ser, y han conseguido un resultado increíble.

Respecto a los dos motivos principales por los que la gente está negándose a comprar, precisamente, el juego que más necesitaba nuestro apoyo en el mes de marzo: Los recortes son importantes, sí, pero la cantidad de cosas por hacer sigue siendo grandiosa. Es más, es que si no supiéramos que ese contenido existía y nos lo han quitado, no lo echaríamos de menos, porque el juego sigue siendo excelente. El otro motivo puede ser el no haber jugado los dos Yakuza anteriores, algo por lo que no hay que preocuparse, puesto que el mismo juego trae un par de vídeos-repaso a su historia, muy entretenidos y perfectos para entenderlo todo ^_^

Definitivamente, me he enamorado de esta saga (tal como temía :P) No descarto jugarme el 1 y el 2 en algún momento de debilidad, puesto que aunque ya conozca su historia por encima, me apetece bastante. ¡Que nadie se lo pierda!
Con la tecnología de Blogger.