Bayonetta (360)


Hubo una temporada, poco antes de que el juego saliera a la venta, en la que me harté a hablar de Bayonetta en el otro blog. Cada día salían noticias nuevas, a veces incluso de dos en dos. Fue así como, poco a poco, me fui encariñando de la bruja con cabeza de garbancito y diseño horrendo hasta tenerle unas ganas terribles al juego.
¿Sería tan bueno como lo pintaban? ¿Obra maestra? ¿Evolución de los hack&slash? ¿40/40 en Famitsu? yeaaah, esta vez el hype no hizo daño, sinó que ensalzó la experiencia: esparaba una pepinada y jugué una pepinada que incluso superó mis expectativas. Bayonetta rules.

Y es que la creación de Platinum Games se rie de sí misma y del género, llevando las exageraciones al extremo y flipándose todo lo que le da la gana, todo sin perder ni un ápice de estilo. Además desprende una gran personalidad, tanto en diseño como en trama, muy sólida y con un gran trabajo de elaboración para el mundo que han creado, basado a su vez en la propia historia de la caza de brujas en Europa.

En Bayonetta todo el mundo mola, todos se flipan y todos caen bien. El tipo de la tienda es un crack, Jeanne tiene unos puntazos geniales, Cereza es monísima y muy graciosa,... quizá el que menos carisma tiene es Luka, pero también goza de sus momentos estelares ^o^

No sé por qué, pero siempre me resulta muy difícil analizar los juegazos xD. Es una auténtica obra maestra, pues jugabilidad, banda sonora (¡sublime!), enemigos (¡monstruosos!), personajes, historia, duración (súper rejugable por lo miles de extras y lo divertido que es)... todo en este juego es excelente, TODO. Además tiene tantos niveles de dificultad que es accesible a absolutamente todo el mundo. Si tuviera que dar el GOTY de 2010, se lo daba ya a la magnífica Bayonetta, porque sin duda es el mejor personaje que ha nacido en esta generación >_<
Con la tecnología de Blogger.