La Desnudez de Haruhi Suzumiya

Esta historia comienza el 5 de octubre, día en que abrieron las reservas de la reedición de POP Boa Hancock NEO-DX, una figura de Megahouse muy exitosa de una de las féminas de One Piece. En el portal Figuradictos (de donde he sacado todas las fotos menos las de Haruhi, que las primeras son oficiales y las segundas mías) descubro en los comentarios que la figura en cuestión se puede desnudar cuando no es desnudable. Es decir, un glitch figuril como lo puede haber en los videojuegos ("esta habitación no está metida en el juego pero puedes acceder haciendo tal artimaña y dentro de la sala hay cosas que los programadores se ocuparon de hacer").

Resulta que la tal Boa no es una figura presentada como desnudable -ésas son otras-, pero si consigues quitarle la ropa tiene sus pechazos bien detallados e incluso se han preocupado de ponerle el tatuaje en la espalda. Wow, ¿verdad?


Surge entonces el tema sobre una nueva figura de Nami que aún no está a la venta, de la misma colección y que TAMPOCO es desnudable. O vamos, no está anunciada como tal (¿por no dar mala imagen?). La figura es fea, a nadie le gustó cuando la presentaron: una Nami guapa de cara pero con un cuerpo horrendamente deformado por una camisa blanca sin sentido del gusto y que no viene a cuento. Bien, ¿y si tal camisa fue puesta sólo para disimular? Por eso el nivel de detalle es tan pésimo, porque está hecho para que el comprador, una vez en su casa, se la quite y disfrute de una Nami desnuda, pues su cuerpo está perfectamente detallado una vez le quitas el trozo de plástico blanco mal hecho.


Uhmmm... meditando... concluí que a veces los japoneses lanzan figuras que están pensadas para ser desnudadas por el mismo comprador. Oficialmente se disimula, pero en realidad es así. Y es que a nadie le gustaba esa Nami con esa horrenda camisa, pero la prenda de ropa está mal hecha a posta porque nadie se la va a dejar puesta.

Entonces me acordé de mi Haruhi Premium Figure Endless 8, fabricada por SEGA y con unos acabados en la ropa que eran terribles. Una figura que todo el mundo se pensaba que era desnudable y que al final no lo era... una figura de la que había una foto oficial sin el vestido puesto. ¿Y si ella era otra de esas "desnudables disimuladas"? Tijeras en mano, me dispuse a averiguarlo.


(Porque cuesta 15 euros miserables, que tengo una de 130€ de la que sospecho lo mismo, pero ni loca le pongo las manos encima xD).

El resultado, tras mucho esfuerzo y lágrimas fue... raro. Por un lado ahora está mucho, muchísimo más guapa. Cuando miro a la vitrina siempre me fijo en ella, como si fuera una figura nueva y le tuviese ahora mucho más cariño. Desde luego, gana un montón sin ese vestido blanco de pésimo gusto. Es como si estuvieran de excursión y se hubiera quitado la ropa de forma improvisada para bañarse en el río ^_^

La parte mala es que no, la figura no estaba pensada para ello, o al menos no en el producto final. Tiene un par de surcos en los hombros y el vestido ha dejado residuos en algunas partes del cuerpo, a parte de romper un poco el gorro. Le compraré una toalla de tela para ponérsela al cuello y al menos tapar la zona que canta más. Y, obviamente, más adelante me volveré a comprar la figura para tenerla también en buen estado con su vestidito original (>_<) y ésta se quedará como mi versión ultra-rare custom "Jero edition".

Con la tecnología de Blogger.