The Life of a Pacifist is often Fraught with Conflict (PC)


Y tercer juego de Bento Smile que pasa por mis manos. Tras el nombre molón de The Life of a Pacifist is often Fraught with Conflict, encontramos la historia de una gatita anti-violencia que trabaja en un estudio de desarrollo de videojuegos. El problema viene con las nuevas tendencias del mercado y las exigencias de la empresa por lanzar un producto que genere dinero, lo cual no deja lugar para ideas arriesgadas, por lo que están trabajando en un juego de acción con tiroteos, sangre y muertos.

De los tres, éste es el juego que más destaca por su apartado gráfico, que sigue con un hermoso estilo pixel-art la mar de resultón, esta vez con muchos personajes distintos y más de un escenario. Me ha encantado la caracterización de los desarrolladores en animales, y es que sólo con verlos te imaginas qué tipo de personas deben ser cada uno. ¡Es una sensación muy curiosa! ^^

Sin embargo, a nivel jugable y de historia, es la novela visual que menos me ha gustado. Se supone que el trasfondo versa sobre cómo puede cambiar el día en función de la actitud con la que afrontemos las situaciones y las relaciones con los demás, pero no me ha parecido que lo aborde con demasiado éxito y la sensación final es que el propósito inicial se ha quedado a medio gas.

El juego es corto, muy corto. Sin embargo, no es ese su mayor defecto. El error principal recae sobre la nula influencia de nuestras respuestas sobre los diálogos, que son siempre los mismos sin importar qué ruta elijamos. En su lugar, lo que cambia es la actitud y determinación de la protagonista, así como su percepción de la realidad. Este punto está bien pensado, pero podría haber dado mucho más de sí. Es una lástima que precisamente con un contexto tan atractivo (los juegos sobre videojuegos molan), se haya conseguido un resultado final tan escaso. Penny, Penny, Penny. Una penita.
Con la tecnología de Blogger.