Portal (PC)

Una taza en la taza del WC.

***Ahí estás.

Ha llegado el momento de hablar de otra de esas obras maestras que nos ha brindado la industria en los últimos años, de esos juegos que deberían ser temario obligatorio en el colegio, de los que los juegas y ya nunca olvidas.

Portal es cortito, original, refrescante, carismático, innovador, intenso. Portal, a pesar de que ya tenga su secuela en el mercado -que no he jugado, pero me muero de ganas- es único. Y lo que es mejor: Valve nos lo está regalando cada dos por tres para que cualquiera pueda jugarlo, sin excusas. A veces se nos vende basuras a 70€ y otras nos regalan joyas atemporales totalmente gratis. La vida es así.

Como han pasado unos pocos años desde que el juego se lanzó, siempre procuré leer y saber lo mínimo posible sobre él. Quería jugarlo. Llegar "virgen" cuando te pones a empezar un nuevo juego de tu colección es una sensación muy satisfactoria y mágica, últimamente inusual, que debemos intentar recuperar en la medida de lo posible. Y si se trata de juegos tan perfectos como Portal, la experiencia es aún mejor.
También evité a toda costa escuchar el famoso tema final de los créditos, del que sí había leído muchas veces comentarios positivos. Me pareció una pasada xD.

A medida que lo iba jugando no dejaba de sorprenderme con lo ingenioso de sus diseños, el impecable estilo visual, las acrobacias entre portales, la satisfacción del puzle completado,... Sólo podría decir cosas buenas de su mecánica jugable.

Mención especial merece el doblaje en español, que me parece sensacional y muy bien trabajado, con carácter de voces muy similares a las originales y que ayudan mucho en la inmersión del juego. Los comentarios que se van escuchando durante el juego son geniales, me partía de risa constantemente, aunque también sentí la presión más de una vez y se me disparaba el corazón cada vez que ciertas torretas simpáticas me tenían en el punto de mira.

Si algo malo tuviera que sacarle es que las cajetillas de texto transparentes dificultaban la lectura del texto (U^_^) y que siempre me gusta ver luego el making of, pero los comentarios del staff están implementados de forma jugable y, aunque he llegado hasta la sala 17 porque me parecía muy interesante todo lo que comentaban sobre el desarrollo, la verdad es que al final lo he dejado estar por rollazo. Yo no quería rejugarlo :S
Pero bueno, que son dos tontadas xD.

Lo que más me ha gustado, por encima de cualquier otro aspecto, es la sensación transmitida de "tú no deberías estar aquí". La misma satisfacción extraña que nos recorre cuando descubrimos un glitch en cualquier videojuego y nos metemos en una sala oculta que los programadores no borraron del código, o hacemos un salto que nos lleva hasta sitios no planeados. Esos truquitos graciosos que cada vez escasean más (o es que ya no profundizamos tanto) y que le añaden una sobredimensión a la experiencia en torno a cada videojuego. Portal te lleva por esta sensación de manera constante, intencionadamente, pero transmitiéndola igualmente. Es una genialidad.

Sin duda, un juego perfecto a todos los niveles y que permanecerá siempre en la memoria jugona cuando surgen esos momentos de nostalgia recordando los grandes de la historia.

***Sigues ahí. Modo siesta activo.
Con la tecnología de Blogger.