Gears of War 2 (360)


El Gears of War 2 no me ha gustado tanto como el primero, que me tuvo bastante enganchada. Al principio sí, el vicio fue el mismo, pero llegué a un jefecillo que me daba duro y que, por muchos intentos que le diera, no lograba pasarme. El juego quedó abandonado durante meses y meses (quizá como medio año xD), y hoy por fin me decidí a terminarlo. Gracias al fin de semana de Xbox Live gratuito, me animé a pedir ayuda en cooperativo para que alguien se lo pasara conmigo (por no decir que "se lo pasara por mí" mientras yo hago el patata rodando de un lado para el otro U^____^). El alma caritativa ha sido Bonoman, que el pobre ha tenido que sufrir una conexión asquerosa y mi patosidad extrema en el dichoso juego, porque encima no me acordaba de los controles ni de nada xD. Desde aquí todo mi agradecimiento infinito y mis disculpas por si en algun momento te han dado ganas de meterme el mando por la oreja (">_<)

Debido al tiempazo que ha pasado desde que lo empecé, no me acuerdo mucho de nada xD.
Las cosas que no me gustan del juego siguen siendo las mismas, y es que el control se siente poco pulido en comparación con Uncharted (siendo ambos sistemas de cobertura idénticos) y que a veces no se distingue entre enemigos y aliados, porque todos son una masa musculosa marrón. Algo nuevo en la lista de defectos, y muy grave además, es que el juego está plagado de bugs y fallitos técnicos que son imperdonables para un juego triple A como éste. El personaje se queda enganchado en una brizna de polvo del suelo, los aliados que entran en un bucle de movimiento, los cuelgues, los tanques que no se mueven,... me he encontrado mil y uno.
En cambio, sí me ha gustado la variedad de situaciones y escenarios, ahora mucho mejor, y el guión también ofrece un poco más que la primera vez. No mucho, vale decir, pero algo es. La escena con Maria me puso los pelos de punta (y una lloreraaaaaaa), pero el final ha sido un poco meh.
Con la tecnología de Blogger.