Little King's Story (Wii)


Mi primer contacto con Little King's Story fue totalmente fallido. Lo conseguí hace ya buen tiempo, cuando lo regalaron en el catálogo de estrellas del Club Nintendo. Todo el mundo decía que era una maravilla, pero a mí me pareció un asco. Para empezar, no hacía uso del puntero de ningún modo, control que le hubiera venido como anillo al dedo, y encima te mandaban a dormir al finalizar cada jornada (es algo que odio, sólo se lo perdono al Harvest Moon de SNES xD).

No dudo en que debí pillarlo en mal momento. Hay días que uno se pone a jugar y hasta la obra maestra más genial le parece una basura, porque simplemente no hay ganas o está uno con la cabeza en otro lado. Esto debió pasarme a mí, porque sino no se explica que no quedara enamorada ante tal juegazo, que a la segunda oportunidad que le he dado, ya unos añitos después, me ha tenido totalmente enganchada y reconciliada con mi pobrecita Wii, que sufre el mismo síndrome de Bella Durmiente que casi todas (U^_^) Pobreta, si yo la quiero a mi Wii. No tanto como a la PS3... pero más que a la 360 :D

Volviendo al LKS, lo que no ha cambiado y me dio más de una rabieta fue el control. No es que sea malo, malo, pero podría haberse depurado mucho más. Siendo un desarrollo exclusivo, hace plantearse por qué Cing no recurrió a Nintendo y les pidió consejo al respecto, teniendo éstos experiencia con la saga Pikmin -muy similar en jugabilidad-. La cuestión es que no lo hicieron y el apaño metido con la línea de dirección es a veces muy tocamoral, desesperando cuando no atiende a lo que queremos hacer.

En todo caso, este es el único fallito destacable de todo el juego. Todo lo demás es perfecto, amoroso y estupefantástico ( *_*) ¡¡Amo este juego!! Todo el diseño artístico es cautivador con su estilo de cuento de ilustraciones. De verdad que te hace sentir como si volvieras a tener siete años :O Me gustaba especialmente la musiquita que sonaba cuando llamabas a Hauser al trono, buffffff, sólo ese instante me trasladaba 15 años al pasado, en serio. Y hablando de apartado sonoro, la banda sonora es igual de fabulosa, con musiquita clásica que ya de por sí es hermosa, así que era difícil meter la pata :P

Como me requeteencantó, no me fui hacia el boss final (al que odié con la furia máxima xD) hasta tener el juego completado al 100%, jijiji. Todos los oficios especiales, todo el reino apepinado, todas las pinturas, todas las misiones de las princesas completadas,... todo, todo, TODO. Vale, todo no. Fui incapaz de ganar al idiota de Hauser en el ping pong. Pero ey, vencí a la vaca ( ò_ó)

De la polémica traducción al castellano hablaré en otra entrada... (¡emosión, emosión!)
Con la tecnología de Blogger.