Hotel Dusk: Room 215 (DS)


Cing es amor. Sus juegos son amor. Hotel Dusk es amor (♡´◡`)~

La DS es una plataforma ideal para las aventuras gráficas, y no son pocas de su catálogo las que merecen ser jugadas. No serán obras maestras ni marcan ningún cambio, simplemente tienen personalidad, ofrecen historias y personajes interesantes, te hacen adentrarte en mundos como si fueran novelas. Hotel Dusk no presume de una jugabilidad increíble ni de grandes puzles memorables (con alguna excepción que hace uso excelente de la consola para la que fue diseñado), pero tiene un carisma excepcional y, sobra decirlo, un diseño artístico que enamora.

Me ha encantado, la verdad, no sé muy bien por dónde empezar a explicar todo lo que tiene de maravilloso este juego porque es un poco complicado de detectar. Tiene muchos puntos mejorables en términos de gameplay y desarrollo jugable (que no fallos, ojo), que van muy ligados al hecho de que todo el juego transcurra dentro del mismo hotel, que por muy grande que sea, es un espacio limitado. Momentos como las llamadas al teléfono justo cuando te estás marchando o el "toc, toc" en las puertas (xD), se siente muy guiado en ocasiones y, al mismo tiempo, a veces no sabes por dónde continuar. La fórmula tenía que ser así casi a la fuerza, y se le perdona sobradamente, pero quizá sean estos detallitos los que "molestan" al jugador.

El otro punto flaco, MUY flaco, son los gráficos del escenario. Al final vas más mirando el mapa por donde te mueves que la vista del hotel en sí, porque la representación de los personajes es básicamente aberrante xD. No tiene importancia, realmente, sólo es un granito feo en una montaña de hermosura, pero no quita que una se fije y piense "¡pero qué feo!".

Pero bueno, que lo que se ve durante la mayor parte del transcurso del juego son los retratos de los personajes de cerca, y esos sí son cautivadores a más no poder. No podía parar de admirar las animaciones de cada huésped o trabajador del hotel, con su personalidad reflejada, con esa expresión desbordante. Creo que mi favorita era Melissa, a la que dotaron de pura niñez en cada movimiento. Cuando me dijo adiós con la manita me puse a llorar y todo. Es que los voy a echar de menos, caray (U^_^)
Kyle Hyde, el protagonista, también me encanta. Buffffff, me tiene loca más bien xD. Me encantaba cuando ponía esa sonrisa de "¡jé!" con los ojitos cerrados, pero lo que más me gustó de todo fue cuando, en determinado punto bastante avanzado, le ves reírse a carcajadas por primera vez. Fue una sensación alucinante que no sabría muy bien describir, pero que esencialmente se relaciona con el buen trabajo del desarrollador al construir la personalidad de un hombre desgastado por la vida, traicionado y sin sueños por cumplir.

Otra cosita chula que tiene son los secretitos varios, como el tema de la máquina expendedora, el final extra que se desbloquea si no mueres ni una vez o el tesoro de Mila. Admitiré que no he sacado ni una de ellas xD. Cuando toca hacerlo no caí en cambiar los billetes por monedas (adiós máquina expendedora), morí en innumerables ocasiones por malas respuestas en los diálogos y otros despistes (adiós final extra) y lo del tesoro de Mila es que me acabo de enterar ahora al buscar el final este extra por YouTube, jajaja. Me da lastimita haberme perdido todo esto de primera mano, pero tampoco voy a rejugarlo ahora, que son casi 16 horitas de juego. Corto no es :P
Con la tecnología de Blogger.