Akashi Gallery (Barcelona)

Sí, sí, a veces incluso me da por dejar las consolas un rato y salir de palacio. No es frecuente, pero sucede. Más raro aún es que sea yo la que proponga el plan a la gente (U^_^) Normalmente me estoy arrepintiendo a los 5 minutos ("buaaaaaf, quiero irme ya a mi casa, para qué digo nada T_T"). Después de ese pequeño bajón y de añoranza casera, ya me lo paso bien el resto del tiempo xD.

Hecha la introducción sobre mis horribles hábitos, la tarde del día 18 quedé con Ínfila y Phaazoid para asistir a una conferencia chula que hacían en Casa Asia (eso va en otra entrada, pero vale mencionarlo porque fue el motivo central de la salida xD). Como no empezaba hasta las 7 y en casa no tenía merienda, les dije que podríamos quedar antes y pasarnos por una nueva cafetería japonesa que habían abierto recientemente y que quedaba bien cerquita del lugar. Esto es Akashi Gallery (C/Rosellon 197, Barcelona).


El local está todo decorado a la japonesa y es muy acogedor ( n_n) Tienen todo de fotos bonitas, revistas japos, libros,... En la zona de dentro tienen un tatami, una mesa redondaqueescuadrada (donde creo que a veces hacen talleres de origami) y un banquito guay con mesas-tronquito, que es donde estuvimos nosotros. Si pasas al fondo hay un mini-jardincito muy monino donde está también EL wc (porque sólo hay uno xD). El negocio lo llevan un matrimonio de española-japonés, que son muy amables y simpáticos y dan algo de conversa a la clientela ^o^

Al entrar, la señora vino a traernos las cartas, que casi eran como enciclopedias de gastronomía japo xD. Tienen mil trillones de tés, dulces (taiyaki, dorayaki, mochi, etc.), onigiris (sería el equivalente a los bocadillos en un bar español, jeje), alcohol, kakigori (el helado-granizado japonés) y la obligatoria página con cosas normales a precio caro para el típico corta-rollos que no quiere probar nada y se pide una coca-cola xD. Cada cosa rondaba los 4 euros, o sea que barato NO es. Y de hecho lo saben, porque la mujer misma lo dijo cuando Phaazoid le preguntó cuántos mochis venían por ese preciaco. Uno, viene uno, y es chiquitín.

Yo me pedí un taiyaki (que fui expresamente para eso :P), Ínfila pidió un kakigori de fresa y Phaazoid se pidió el mochi. Para beber cogimos sólo un matcha latte a compartir. La mujer lo comprendió xD.


¡Y ahora la crítica gastronómica! Chachachán ♪

El matcha latte sólo sabía a leche endulzada. No es que me pareciera mal, pero eso puedo hacérmelo en casa :D (y no me lo hago porque no me entusiasma la leche sola ni con azúcar, vaya). Fail.
El taiyaki estaba súper delisiouso, era DIOS y quiero más. Quiero merendar eso cada día ( *A*)
El kakigori de Ínfila lo probé un poco y estaba rico, pero no soy yo muy amante de los helados. Ellos dos lo son más y dijeron que estaba guay, así que approved :D
El mochi no sabía nadie cómo se come y pringa y le dieron un tenedor que lo dificultaba aún más. Voy a preguntarle por WhatsApp qué le pareció y ahora os cuento xD. [...] Dice que estaba bien, aunque en otros sitios es más grande y barato. Le da 3 estrellas de 5 ★★★☆☆

Total, que el sitio es muy bonito y vale la pena ir a verlo, pero no le encuentro interés a una segunda visita. Es demasiado caro y no fue suficientemente riconudo como para que se considere un capricho que a veces se quiera uno tomar. Aunque bueno, si se diera el caso no me importaría volver a por otro taiyaki =3
Con la tecnología de Blogger.