Dead Nation (PSN)

No me apasiona el mundo zombie, pero Dead Nation es superior =3

Segundo título que me juego de Housemarque (el estudio finlandés de los Stardust) y ya quedo convencida: ¡me encanta lo que hace esta gente! Ya con el Outland quedé súper enamorada del buen hacer que tienen con mecánicas ya conocidas -porque realmente no ofrecen una vuelta de tuerca palpable, sólo buscan calidad excelente-, y con Dead Nation se reafirma mi amor por este estudio. Tan distintos en el género, pero tan notable que son juegos hechos con cariño, mimo, al detalle. Pura diversión sin pretensiones de superventas, vicio absoluto, la pura esencia de lo que buscamos en un videojuego.

Dead Nation es un shoot'em up de vista isométrica que salió en exclusiva para PSN. El año pasado pude jugarme la campaña entera con la chica en una consola que no era la mía, y ya ahí me encandiló, pero luego no hubo forma de traspasar la partida a mí PS3, así que no tenía los datos guardados y por eso había ido posponiendo el retomarlo. Sin embargo, hace unos días lo volví a pillar y el efecto fue inmediato de nuevo: viciada suprema ( *o*)

En total me lo he pasado cinco veces y pico (xDDD): la primera campaña con la chica el año pasado, la segunda campaña en Normal con el chico en este reencuentro, la tercera campaña en cooperativo en Normal, la cuarta campaña en Lúgubre (dificultad difícil), la quinta campaña en Morboso (dificultad MUY difícil), la primera misión de No Muerto (dificultad EXTREME, no pedían la campaña completa para el trofeo, aunque me hubiera visto capaz de completarla si me lo pidieran xP) y misiones sueltas en Muerte Cerebral (dificultad fácil) para acabar de conseguir los últimos trofeos, el botín perfecto y todas las piezas de armadura que me faltaban. En total, 23 horas en que me lo he pasado bomba, en que el mono por jugar me acompañaba siempre que no tenía el mando en la mano y por las noches tenía sueños con mecánicas de tiros cargados y vista isométrica, LOL. Ha sido de esos vicios épicos y absorventes, esos que suceden cada tanto y hacen que abramos una nueva parcela en el corazoncito con el nombre del juego que nos ha cautivado. Ahora, en Jerohilandia hay una plazoleta que se llama Dead Nation *qué tierno*

El juego destaca por no ser precisamente facilón. Ya el nivel Normal es durillo para la mayoría de la gente (para mí también lo fue), pero es que me ha molado tantísimo que he llegado a dominarlo y conocérmelo al dedillo. Esa sensación tan brutal y satisfactoria de "yo me conozco este juego hasta el último rincón, me sé los escenarios de memoria, sé por dónde viene cada oleada, cada zombie, y ya he descubierto qué técnicas me funcionan mejor con cada tipo de enemigo". Lo controlo, lo amo, lo adoro y quiero más. Por favor, un Dead Nation 2 YA.

PD: El último nivel con el conmocionador y el lanzacuchillas a tope es pura gozada, se me cae la baba :D~~~
Con la tecnología de Blogger.