Distant Worlds: music from FINAL FANTASY

El gran motivo por el que fui a París el pasado fin de semana fue por el concierto de Final Fantasy que se celebraba el domingo en el Palacio de Congresos. Habíamos cogido el metro para llegar hasta ahí, pero llegábamos algo justiños de tiempo. Pasamos por el baño para ponernos cómodos y luego fuimos siguiendo los cartelitos hacia el anfiteatro. ¡¡Qué emosión!! o(*^▽^*)o~♪

Cuando llegamos al lugar de las puertas, había varias. En la primera nos indicaron que era hacia el fondo (ok, arriba en el cartelito ponía que era para pases VIP, nosotros lo intentamos xD). Seguimos caminando por la larga estancia inmaculada y vimos dos puertas. "Categoría 1" y "Categoría 2". En la primera, ni un alma. En la segunda, una cola de vértigo llena de frikis y flipados de Final Fantasy (y gamers normales también, pero es que los fans obsesionados de FF que empezaron con el VII y se ponen Sephiroth de nick son los más populares xD). Miramos la cola y teníamos la barrita de paciencia cargándose cuando, casi llegando al 90% -o sea, casi a punto de ponernos a hacer cola-, las pupas de mi pie le dieron un rampazo a mi cabesita mona, que miró las entradas y detectó un "Categoría 1" todo hermoso ( *_*) Vaya, que había entradas más baratas que las nuestras, pero debieron volar porque ni siquiera las llegamos a ver a la venta en su momento xD.

Total, que lo comunico y nos dirigimos a la puerta vacía, nos cogen los tickets, entramos con toda la normalidad y, mientras dejamos las 30 capas de ropa en el vestidor, vemos cómo una manada de gente se amontona detrás nuestro para pasar por esa misma entrada. LOL, hemos desatado la furia del fan. Nos dimos prisita y nos metimos ya para dentro, en la gran sala que albergaría el concierto =3

Los asientos ya estaban ocupadísimos. Toda la zona de abajo, la de tickets especiales que pagaban casi el doble por estar ahí, estaba restringida. Había que buscar por arriba y bueno, al final nos pusimos centraditos y a dos o tres filas de la última. Yo estaba muy bien ahí, la verdad. Si total, lejos lo íbamos a tener igual, lo importante es que la música llegue xD. Me quité las botas diabólicas y me hice una bolita en el asiento, dispuesta a disfrutar del concierto más friki al que he ido en mi vida (de momento :P).


Primero entró Arnie Roth, el director de orquesta, y luego apareció Nobuo Uematsu por la zona de abajo, sentándose entre el público de las primeras filas. Fue muy guay porque en la oscuridad lo señalaron con un foquito, jejeje. Supongo que los fans de esa zona, que son los ultra-amantes de FF (hasta había algún cosplayer, como un Cloud que tenía brazacos xD), debían flipar con tener al compositor de su saga favorita tan cerca ^_^

El concierto se iba dando en tantas de dos o tres canciones, antes de las cuales el director hacía algunos comentarios a modo de presentación -en inglés-. Fue brutalísimo, la lástima es que ya desde el principio se definió el carácter general de todo el concierto, y es que se iban a dedicar especialmente a Final Fantasy VIII (dijeron que a FFVII también, pero luego no fue verdad, sólo tocaron 2 o 3), que debe ser el preferido por tierras parisinas. Una pena para mí, que justo es la única entrega a la que le tengo un poco de manía. Pero bueno, su BSO es una preciosidad igual :D
Del Final Fantasy XIII sólo tocaron una. Cuando lo presentaron la gente no aplaudió, sólo una persona por el extremo izquierdo y yo, por supuesto, que grité un poco también para hacer notar que en la sala también había amor para el juego de Lightning xD. Lo gracioso es que cuando terminó el tema en cuestión, entonces sí tooooodos aplaudieron. Ah, malditos, os ha gustado, ¿eh? Y porque no tocaron la de la campiña, que sino os lo jugáis nada más llegar a casa ( ò_ó) Pobrecito FFXIII. Si es que no es que sea mi favorito tampoco, pero a mí sí me gustó. Es como ese niño/a de clase al que le pegaban en el patio y no es que fuera tu mejor amigo/a, pero no costaba nada darle algo de afecto cuando nadie lo hacía (U^_^)

Para las canciones con letra salió Susan Calloway a cantar, con un vestido rojo mega-precioso :O
¡Me encantó "Eyes on me", es una de las que más me gustaron de todo el concierto!


El concierto duró dos horas y media, con pausita en medio en que la gente aprovechó para ir al baño y esas cosas. Uematsu, junto a sus guardaespaldas, se escurrió rápido hacia los camerinos para que la avalancha de fans obsesionados no se lo comieran vivo xD. No obstante, durante toda la pausa se pudo ver a gente esperando en el pasillito donde él se sentaba. Estaba claro que no iba a volver, no de momento. Y, en efecto, cuando realizó la vuelta fue por el escenario, ya que le convencieron para participar en una de las canciones. Yo quería la Opera de Final Fantasy VI, pero no fue posible ( u_u) *snif* En su lugar, tocaron "Dark World". Fue un poco broma todo, porque les quedó precioso, pero mientras que el Arnie Roth tocaba y dirigía a la vez (¡brutal!), Uematsu se limitaba a tocar las mismas notas todo el rato. Vamos, no fastidies xD.

Otra cosa que pasó en esta segunda parte es que, de repente, ya no se permitía grabar en vídeo. Una pena, jopelines, porque tocaron algunas canciones que buffffff... geniales. Además, hubo el mix de los temas de combate y el de Chocobo, muy graciosete ( ^o^) Y es que los vídeos que iban poniendo en la pantalla estaban muy chulos. La mayoría eran las cinemáticas de los juegos (me comí buenos spoilers de FFIX y FFX, aunque ya estoy en proceso de olvidarlos~), pero algunos eran gameplays directamente, con textos en japonés. Era una chulada :D

Llegando ya a la última, me puse las botas -literalmente, jeje- y nos dispusimos a salir volando -también literalmente, casi xD-, porque eso se iba a colapsar de gente y nosotros teníamos un avión que coger. El concierto había durado más de lo esperado, íbamos MUY justos. Peeero... llegados al pasillo de salida vemos subir a Uematsu de nuevo y lo meten junto a los coros para cantar "Sephirot, tararán tararán Sephiroooooot" ¿¡Cómo nos íbamos a marchar!? Nos quedamos ahí de pie, bien cerquita, escuchando el último tema del concierto *___*
Y ya sí, salimos pitando, tuvimos mucho lío y nos engulló la marabunta de gente, entre otras desdichas varias que nos llevaron a perder el avión. Pero valió la pena por tan maravillosa experiencia :D
Con la tecnología de Blogger.