Don't Look Back (PC)


Don't Look Back es un juego de plataformas desarrollado por Terry Cavanagh en 2009. Es muy cortito, apenas cuesta 20 minutos terminárselo (mucho menos si eres más habilidoso/a que yo xD), pero vale mucho la pena.

No suelo tocar juegos de navegador como éste, pero después de jugar al Limbo me lo recomendaron. Alguien lo señalaba en los foros como "juego sorprendentemente similar". Y vaya si lo es. Lo más flipante de todo es que lo juegas y piensas: ok, estoy ante una versión retro de Limbo. Mentira. Don't Look Back es anterior a Limbo -que salió en 2010-, por lo que, en todo caso, sería el juego de Playdead el que le copió las ideas al juego de Cavanagh. La verdad, después de jugar Don't Look Back sentí sensaciones extrañas, porque de repente Limbo perdía parte de su mérito. Que igualmente sigue siendo un juego estupendo por sí mismo (pese a que a mí no me haya llegado como a la gran mayoría, no significa que no me parezca un gran juego), pero no puedo evitar quitarle esa parte en mí que le daba un reconomiento por su gameplay (U^_^)

Los gusanitos-unidireccionales se encuentran aquí en forma de la dama que se disuelve si te giras (es la misma mecánica con distinto recurso), el minimalismo en los gráficos, la narrativa circular, la monocromía en distintos tonos, la misma jugabilidad de ensayo y error, la simpleza de controles, el juego en la oscuridad,... y más similitudes demasiado idénticas que hace que sea imposible no relacionarlos.

Total, que al final no sé cuál de los dos disfruté más. Parece que sean juegos hermanitos o algo así xD. Uno le quita la gracia al otro (parcialmente, se entiende, y sólo a nivel de pensamiento si te paras a reflexionar), pero a la vez ambos son muy grandes en su narrativa y ejecución. Es por eso que pienso que son juegos, tanto Limbo como Don't Look Back, con los que disfruto más oyendo/leyendo hablar de ellos que en el momento de jugarlos. Y ojo, eso no quiere decir que me aburriera ninguno de los dos, porque no fue así, pero es cierto que a nivel personal me resulta mucho más atractivo todo su simbolismo y narrativa una vez ya los he jugado-conocido. Es curioso este fenómeno, ¿no? Se podría dedicar algún tipo de artículo al respecto de esos juegos con los que se disfruta más hablando de ellos que jugándolos :P
Con la tecnología de Blogger.