Costume Quest (PSN)


Costume Quest es uno de esos juegos pequeñitos sin pretensiones que ha hecho Double Fine (el estudio de Tim Schafer) para las tiendas digitales. Su ambientación es de la noche de Halloween, y se basa en el truco o trato. Así de primeras, cuesta un poco imaginarse la mecánica de juego xD. Es por eso que, cuando te pones con él, lo primero que sorprende es que se trata de un RPG por turnos. Sencillote, sí, y muy dirigido al público infantil. Aún así, súper disfrutable por personas de cualquier edad, y es que no sólo es la mar de simpático, sino que tiene una jugabilidad que engancha y viene de maravilla para darse un respiro de juegos más densos.

La historia es muy funcional, y todo lo que es el aspecto técnico (música, gráficos y demás), también. Es más, el apartado visual parece realizado en una visita al WC, pero se le coge el puntillo y ya te quedas con el hecho de que es graciosete. Pero vaya, de las 6 horas que durará el juego, admito que las dos primeras no podía quitarme la palabra "Paint" de la cabeza (U^_^)

Lo chulo está en lo ingenuo y simpático que se presenta todo. Porque movemos a niños, y los diálogos destilan mucho humor para todas las edades. Luego tiene detalles que me hicieron mucha gracia, como que los nenes siempre van con la bolsita de caramelos en la mano, y ésta va cambiando de apariencia cuando consigues una bolsa de mayor capacidad xD.

Toda la mecánica de juego es muy sencillota, con misiones secundarias y combates que no suponen ningún reto, pero es muy disfrutable. Es ir haciendo :)

Algo que me gustó mucho es todo el tema de los disfraces, que son lo que definen el estilo de lucha de cada personaje y su habilidad especial. La primera vez que entré en combate y vi como la niña cabezona disfrazada de robot chustero se transformaba en un ultra-mecha mega-flipado, fue genial xD. En las batallas, la estética cambia totalmente y todo adquiere un tono de flipe total. Vamos, igual que cuando los chavalines juegan con sus juguetes, que todo son superpoderes y dinosaurios con tanques pegados a los lados. Está guay, jajaja.
Con la tecnología de Blogger.