Kanji en viñetas - Grados 1 y 2 (Bernabé · Calafell · Aldarabí · Cassinello)

Igual que tantos otros frikis, llevo muchos años estudiando japonés de forma autodidacta. Y, también igual que todos esos frikis, uno de los primeros libros que entró en mi casa fue de la serie "... en viñetas", de Marc Bernabé y compañía. En su momento me sirvió para aprenderme los silabarios y poco más. Y no por falta de ganas, que sé que la gran mayoría lo abandona a los dos días xD, pero a mí se me dan especialmente bien los ideogramas y me encanta cualquier idioma que los use (me divierto tanto con japonés como con chino =3).

Lo que pasa es que esta serie de libros no son buenos realmente. No están nada bien planteados. El que me ocupa hoy no es el que casi todo el mundo tiene, pero es de la familia. "Kanji en viñetas" es tan desastroso para el aprendizaje como cualquiera de sus hermanitos. Y ojo, que esta misma gente luego ha publicado otros libros que son una genialidad absoluta, pero precisamente sus primeros pinitos fueron con estos que tanta fama tuvieron y que, lamentablemente, no sirven para nada. No, al menos, si eres un principiante que va a comenzar a estudiar el idioma.

El libro se presenta en 21 lecciones, a lo largo de las cuales se enseñan 240 kanji. Cada uno tiene su cuadro, en que se detalla el orden de escritura, significado, lecturas, palabras compuestas, etc. También traen los dos recursos que, se supone, sirven para memorizarlos: un dibujo pictográfico que representa el kanji y una frase con las lecturas metidas a la fuerza (copio una de ejemplo: "¡Su niño pequeño es una ko shita riquísima!"). Me sentiría absurda explicando por qué esto hace aguas por todos lados xD.

Para colmo, junto a las lecturas nos ponen un buen puñado de palabras compuestas en que aparece el kanji en cuestión. Hala, toma, apréndetelas. Ah, ¿que sale un kanji que aún no conoces ni enseñamos en este libro? ¡Da igual! Venga, hombre. Si es que decides pasar de estas palabras compuestas para más adelante, cuando "ya sepas más", te encontrarás con que los ejercicios al final de la lección no te sirven de nada. Te ponen a corregir errores de escritura y lectura, a seleccionar lecturas correctas, etc. Una locura para el nivel que te plantean.

En definitiva, que no solo no lo recomiendo, es que lo desrecomiendo totalmente. Existen alternativas mucho más eficaces y útiles para el estudiante. Marc Bernabé y su mujer me parecen unos cracks, pero esta serie de libros fue un blufff (U^_^)
Con la tecnología de Blogger.