The Last of Us (PS3)

Año de lanzamiento: 2013.
Jugado en: Verano 2013.
Lo conseguí: Comprado por trabajo.
Horas jugadas: 18 horas y media.
Completado: Una partida con todos los coleccionables.
Nota mental: Quería sacarme algún trofeo más, pero dudo que lo vuelva a jugar (#u_u)
Mi guía de The Last of Us en Vandal


Me encanta Naughty Dog (principalmente Uncharted =3), pero The Last of Us nunca fue santo de mi devoción. Ya desde que se anunció, fui siguiéndole la pista pero sin que me hypease demasiado. Entiendo que a la gente le emocionase, porque para eso es, pero la temática y los esquemas jugables propios no van con mi gusto personal. En cualquier caso, me parece un juego excepcional y digno de ser recordado. De hecho, probablemente le daría el honor a GOTY 2013. Pero no es para mí, y por eso le di una sola pasada, hice el trabajo de la guía y lo dejé ya arrinconado para, probablemente, no tocarlo nunca más.

Es así de triste.

O quizá no es nada triste.

He cumplido ( ò_ó)
Voy a quedarme solo con lo bueno que me ha dado The Last of Us, y eso para mí es su final. Ya había leído por ahí que la gente quedaba muy sorprendida, aunque todavía no he llegado a saber cuáles son los motivos exactos. ¿Inesperado? ¿Poco común? En algún momento vi que algunos se sentían identificados, lo cual es un gran ejercicio de sinceridad con uno mismo. Quizá eso les gustó, porque es complicado conseguir un "héroe" que acabe teniendo una actitud tan humana y sincera como para que el jugador se sienta completamente conectado.

En realidad es un insulto. Ya sabes, los insultos duelen cuando son verdad. Un insulto no es insulto si uno no se siente aludido, y solo puedes sentirte aludido si lo que se dice es cierto. Y es insulto porque es algo malo o negativo, aunque aquellos que se han sentido identificados no lo ven como tal.

AVISO: Spoilers a partir de aquí.

El final de The Last of Us trata sobre el egoísmo del ser humano. El egoísmo es malo, ¿no es cierto? Y, sin embargo, la decisión de Joel en el final del juego es puro egoísmo. Es poner el parche que ha supuesto Ellie para la pérdida de su propia hija por encima de toda la humanidad. ¿Qué clase de persona puede hacer eso? Cualquiera, en realidad.

En el juego no explican en detalle qué ha sido lo que ha expandido el brote que está acabando con todo. Podemos pensar que ha sido fruto del propio ser humano, en alguna investigación de armas biológicas o parecido. O que ha sido un accidente en un laboratorio, lo que deriva en que las personas estaban "jugando" con algo que se les podía escapar de las manos, por encima de sus capacidades.

Sea lo que sea, el ser humano que ha conseguido desatar una bestia capaz de extinguir a su propia raza es ahora el mismo que, por su condición, no consigue subsanar el error. Un ser humano egoísta que acaba en el camino de la destrucción. Tan egoísta, que ni en última instancia es capaz de sobreponerse a los dramas terrenales para salvar su especie.

No es que Joel sea un tipo malo. Joel es un hombre normal y corriente. Y me gusta. Me gusta porque muchas veces oímos a los estudios decir aquello de "El protagonista de X es una persona común, como tú y como yo, y por eso no se maneja bien con las armas, o no es un superhéroe, etc." La gracia está en que hasta ahora solo se había sabido enfocar esto desde esta perspectiva, haciendo al héroe torpe o poco hábil en el combate. Últimamente se ha empezado a explotar más el tema de la moralidad y las decisiones. The Last of Us es mucho mejor que todo esto, y lo ha conseguido de una forma tan sutil, tan humana y tan insultante. ¡Es magnífico!

The Last of Us no es realista porque haya pocas balas, porque las animaciones sean de otro mundo o los escenarios estén obsesivamente detallados. Claro que también ayuda. Pero es realista porque coge un defecto del ser humano y cuenta una historia sobre ello. Y, para colmo, consigue que los jugadores se lo terminen y piensen "¡yo hubiera hecho lo mismo!".

Un héroe de verdad hubiera hecho lo correcto. Pero es que esos héroes ya no existen en pleno siglo XXI. Ya no son creíbles porque nadie se siente identificado. Esto sí que es triste de verdad.

Con la tecnología de Blogger.