inFamous 2 (PS3)

Lanzamiento: 2011.
Jugado en: Enero 2014.
Lo conseguí: PS Plus.
Horas jugadas: ¿20 horas?
Completado: 2 partidas, karma bueno y karma malo. 100% y platinazo.
Nota mental: Conseguirlo en físico algún día y dejarlo precintado por siempre jamás.


Para mi sorpresa, me encantó el primer inFamous. Lo jugué así un poco de rebote, porque la saga nunca me había llamado NADA la atención, ni por lo jugable ni por el diseño que tiene. Sin embargo, todo el mundo quedaba muy contento con ella, así que quería probarla. Fue una revelación descubrir que en Sucker Punch hacen unas mecánicas que me vician mil, aunque su estilo visual sea siempre feo con ganas xD.

El juego con el que he querido estrenar la PS4 desde el principio fue inFamous: Second Son. Pero esto no podía ser así si no me jugaba antes la segunda parte de PS3, así que este mes de enero me puse manos a la obra =3

La primera partida en normal y karma bueno; la segunda, en difícil y karma malo. Lo ideal para sacarse el platino. Mi 16º platino, por cierto, ¡jojojo! ^o^

Lamentablemente, inFamous 2 no me ha gustado tanto como su predecesor. Se nota que es una de esas secuelas que se empezaron a lanzar a ritmo ligero con ocasión de la fama que se ganaban las nuevas IPs de la generación. La jugabilidad sigue siendo la misma, claro está, y, aunque muchas veces acabo toda dolorida de la tensión que me generan los enfrentamientos tan masivos y el machaca-botones (xD), lo cierto es que me vicia bastante. Además, en este no sentí ese tedio de "vuelta a empezar" cuando pasas de un distrito a otro (aquí primera isla, primera mitad de segunda isla y segunda mitad de segunda isla).

Creo que los factores que han hecho que me guste menos son, fundalmentalmente, dos. El primero, que la historia peca de las típicas tramas que se alargan de un producto que nació para ser único. El final no tiene ese MOMENTO del primero que me dejó toda rota, pero a cambio brinda un final malvado de categoría y totalmente sorprendente.
El segundo factor ha sido la magnitud del juego. O la no magnitud. O lo tonto que es todo el mundo. O lo que es lo mismo: un motor que parece no poder con el juego que mueve. No sé cómo definirlo, la única palabra que me viene a la cabeza es ROTO. No es que tenga mil bugs o algo así, es que, de algún modo, parece no caber en su propia caja. Definitivamente, esto es lo que menos me ha gustado.

En cualquier caso, he disfrutado como una enana. A todas horas tenía ganas de seguir con él y fue muy divertido pegarme el vacafinde pasado dándole vicio insano, jajaja.

Y, ahora sí, my body is Reggie para el Second Son :D
Con la tecnología de Blogger.