EarthBound (Ken Baumann)


No soy partidaria de comprarme libros de importación cuando todavía tengo algunos en español pendientes de leer, pero EarthBound marca la excepción para cualquier cosa xD. Es uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos y de los mejores JRPG de la historia (ya objetivamente hablando). ¡Se merece TODO!

Lo que no se merece es que la gente escriba libros tan malos sobre él... bufff, no sé por dónde empezar (u_u)~

Este libro, escrito por Ken Baumann, es el primero de la editorial Boss Fight Books, financiada mediante campañas de Kickstarter. Lanzan libros sobre juegos concretos, cada uno de un autor distinto. No tengo ningún otro y pensaba comprarme todos los que fueran sacando, pero viendo el poco criterio de calidad que marcan, me lo estoy pensando un poquito...

Para entender por qué este libro es tan malo, va bien primero hacer un pequeño sumario:
  • EarthBound es un juego de autor, tremendamente profundo, único y original en su crítica hacia el mundo adulto. Los conceptos que mueve y las propias mecánicas como juego dan para un trillón de estudios súper interesantes. Ergo, hay material de sobras para divagar sobre él.
  • Ken Baumann es un chaval americano que, de pequeño, vivió el sueño hollywodiense de asistir a cástings, hacer anuncios y cobrar un pastizal de la noche a la mañana, rodeado de lujos y fortuna a una muy tierna edad.
La condición de Ken no impide que pueda hacer un gran libro sobre EarthBound. Es más, el haber estado rodeado de toda esa superficialidad tan americana lo posicionaba en una situación privilegiada para, habiéndolo vivido en primera persona, ser capaz de discernir ese "algo no va bien". Y jolines, que a veces en el libro da la sensación de que así es, pero no sé si eran más mis ganas de que el chico me sorprendiera para bien... al final te das cuenta de que está tan perdido como cualquier otro. El hecho de que EarthBound pudiera haber significado algo tan grande para él, aun en sus circunstancias, me hacía pensar que estaba viviéndolas formando parte de ellas, sí, pero sin ser uno de ellos. Experimentar aquello que te resulta totalmente ajeno a ti, solo porque te toca o accedes, porque te hace más sabio y siempre se saca algo (como cuando a mí me llevan a tomar unas cervezas xD).

No es así. Explica que está rejugándolo para escribir el libro y, hacia el final, revela que le está costando un mundo acabárselo, que ya no le parece tan grande y probablemente fuera una percepción del momento. Aunque no lo dice (y no sé si él es consciente), en sus propias palabras delata que de pequeño tenía la mente suficientemente despierta para apreciarlo y, con los años, se ha perdido. EarthBound, precisamente, es un juego cuya magnitud se puede percibir mejor por un adulto que por un niño. Si de pequeño lo ves (o sea que ya ni hay prejuicios de por medio siendo mayor, porque ya es un juego al que le tienes cariño y te reencuentras con él con plena disposición y brazos abiertos) y de adulto ya no, es que se te ha llenado la cabeza de basura.

Todo sobre tu actor americano favorito... ¡Ah, que no...! (U=_=)

El libro es una porquería y únicamente habla de su autor. Él, él y él. Su infancia, su familia, la relación con su hermano, su salud... ¿a quién narices le importa todo esto? He venido a leer sobre un videojuego, no sobre la vida de este señor. Le importará a su fans, si es que los tiene, qué se yo :(

EarthBound es solo la excusa que utiliza para marcarse una autobiografía. Empieza relatando algunos pasajes del juego (intercalados con sus historias de la infancia, of course), pero a medida que avanza el libro, la presencia del juego se va reduciendo más y más y más, hasta que te das cuenta de que estás aprendiéndolo todo sobre la vida en Oakwood (flipo, no tenía ni idea de que todo estuviera taaan montado, dios, es muy artificial xD). Se trata de viviendas carísimas que hay cerca de Hollywood que solo se alquilan durante la temporada de cástings para que las familias se alojen con los niños aspirantes a ser la próxima estrella de Disney Channel. Y, como es obvio, eso es un desmadre.

Hay partes del texto que son para echarse las manos a la cabeza. Hay una en que Ken explica cómo se conocieron sus padres y, al acabar tooooooda la anécdota, dice: "Y aquí no terminan las similitudes entre los padres de Ness y los míos." WHAT!!! Pero si no se parece en nada xD. Vamos, que es todo un cachondeo...

¡Ah! El libro está en inglés y, de hecho, creo que es el primer libro como tal que me leo entero en idioma extranjero. La verdad es que la lectura es muy sencilla, aunque no está particularmente bien escrito ni nada (U^_^) En serio, no se lo recomendaría a nadie nunca, ¡jamás! Es tan malo que me lo empecé hace meses y no me lo terminé hasta que el mes pasado tuve que estar 8 horas esperando en el hospital.

En fin, espero que alguien algún día escriba un libro digno de esta maravilla llamada EarthBound. Que hacerle justicia es difícil, pero hacerlo tan mal, también.
Con la tecnología de Blogger.