24 enero 2015

Spec Ops: The Line (PS3)

Lanzamiento: Verano de 2012.
Jugado en: Abril de 2014.
Lo conseguí: PS Plus.
Horas jugadas: Unas 15 o 20.
Completado: Platinaso (^o^)b
Nota mental: Este juego sucks.

El que para muchos fue el sleeper de 2012 ha sido, para mí, la decepción del año. Me gustan los shooters en tercera persona con el típico sistema de coberturas, pero la temática de batallitas bélicas no me entusiasma precisamente. Yo quería jugar Spec Ops porque todo el mundo hablaba maravillas de él, pues decían que era "mucho más de lo que aparenta a simple vista". Su parte genialosa no recaía en las mecánicas en sí, sino en la narrativa y la trama. ¡Eso decían!

Para mí, Spec Ops es un juego del montón. A nivel de jugabilidad cumple bien, porque simplemente coge unas bases que se han establecido y las presenta de forma eficiente. Es decir, que no destaca en nada, pero tampoco estropea de ningún modo un plato que, de por sí, ya ha demostrado ser divertido. Hasta aquí todo guay. Tiene, además, el tema de poder dar órdenes a tus compis de equipo de una manera muy sencillita y directa. Esta es una de las señas más características y me ha gustado.

Luego está el tema gráfico y de diseño, donde está por debajo de la media. Técnicamente es chusterillo (en la versión de PS3 da penita verlo, aunque supongo que en PC lucirá mejor), y es que ni siquiera consigue ser bonito. Mira que lo tenían fácil, porque con el tema de la arena y Dubái podían conseguir paisajes muy chulos, pero nada, que no. Solo algún interior me pareció digno de admirar. Y luego está el tema de los rincones que parecen a mitad hacer. El juego es súper lineal y, aun así, en casi cada esquina daba la sensación de que los desarrolladores no habían hecho su trabajo. No es que falte vida, es que directamente no había NADA. Un rincón oscuro aquí, otro plano allá y una mesa con cuatro polígonos a la vuelta de la esquina. Muy pobre.

En cuanto al aspecto sonoro, sí me ha gustado más. El juego tiene doblaje al castellano y es bastante bueno. Me ha gustado especialmente cuando hablan durante los combates, pues todos los diálogos contextuales están muy conseguidos. También la parte musical me ha parecido a un buen nivel, con músicas muy marchosas que le daban un feeling chulo. Eso sí, esperaba escuchar el tema principal en más ocasiones, y al final solo sale una vez (U^_^) 

O sea que, hasta aquí, nada impedía que Spec Ops fuera el juego maravilloso del que todos hablan. Sin embargo, estuve esperando ESE MOMENTO de shock todo el tiempo... y nunca llegó. La narrativa es convencional tirando a mala, los personajes logran cero empatía y no hay nada en la trama que me atrapase en ningún momento. El equipo Delta me daba igual, el prota me daba igual, lo que pasaba en Dubái me daba igual, porque todo carecía de interés, de construcción sólida o elementos llamativos. Las decisiones morales son superficiales, absurdas y evidentes, al nivel de las que te plasman en los inFamous, en que simplemente te están diciendo "ok, ¿quieres ser malo o bueno en esta partida?". Solo que en los juegos de Sucker Punch son una excusa que repercute en la jugabilidad (y el juego lo sabe, el jugador lo sabe), mientras que en Spec Ops, SE SUPONE que tienen que moverle a uno algo por dentro.

¿Los horrores de la guerra? Más bien, los horrores de un juego mal presentado, con pretensiones de hacerte reflexionar que se ven reflejadas en los textos de las pantallas de carga (pesadísimas, por cierto), pero que en ningún momento están bien plasmadas en la propia experiencia de la campaña.

Y me quedo tan pancha xD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario