Everybody's Gone to the Rapture

 
Parece que me encanta cerrar los años reseñando videojuegos apestosos xD.
 
Mi primer contacto con los walking simulator no podría ser más decepcionante. Había probado un poquito del Dear Esther hace unos años y, aunque sabía que su segundo trabajo no había tenido tan buena crítica, no me parecía mal estrenarme con algo de la gente que trajo el género a la vida. Igualmente, pensaba que se trataba de un "no es tan bueno", no de "qué aburrimiento de juego, mátame (x_x)". Así me he sentido todo el tiempo...
 
Voy a contar mis dos sesiones de juego, una de 3-4 horas y la segunda de... 8-10 horas (lol, todo por el platino). Tres partidas en total. Lloro.


 Sesión 1: Toma walking simulator 

Cojo el juego con toda la ilusión. Me encanta la escena de introducción en que pasan del dibujo a los gráficos realistas y luego al ingame. Preciosa transición.

¡Uau! El doblaje en español es MUY bueno. Fantástico =D

Todo muy bonito, sí. El rollete rural es encantador, ¡estoy segura de que haré muchas capturas de parajes memorables! (Mentira, es DEMASIADO realista. The Witcher 3 sí que es un no parar de hacer fotos hermosas).

Voy explorando cada rincón. Ya me voy dando cuenta de que no se puede hacer prácticamente nada. Me pierdo en un escenario demasiado abierto y desconocido. Todo es igual: árboles, casitas, arbustos, vallas, ¡yo qué sé de dónde vengo! (T_T) Para los que tenemos mala orientación, este juego es un maldito infierno. Le doy al botón de correr y no parece que sirva de nada. El personaje va asquerosamente lento. Me muero de hastío muy fuerte.


La realidad: si hubiera seguido la bolita de luz que te guía, sin salirme de su estela, igual no hubiera acabado tan harta del "one, two, one, one, ONE ONE TWO ONE ARGH!" y las interferencias de radio. Se me metieron en el cerebro y me dieron dolor de cabeza. Qué horror de juego. Lo pongo a parir en Twitter y me voy a dormir. Maldito el momento en el que decidí dedicar mi única tarde libre en tres meses a esta basura.

NO ENTIENDO cómo un videojuego narrativo de movimiento libre puede penalizar al jugador por explorar. ¡Es absurdo! Das vueltas y vueltas esperando encontrar algo y no hay nada, absolutamente NADA. La clave es seguir la bolita y fin. Explorar es de pringados.

Las interacciones tampoco me parecen acertadas en absoluto. Se supone que uno de los puntos fuertes del género es la inmersión y, sin embargo, nunca sentí tan artificial los teléfonos sonando a mi paso, todo un pueblo leyendo la misma colección de libros sobre pájaros y demás elementos que rompen por completo la sensación de estar allí. El propio ente que encarna el jugador es disruptivo en sí mismo. ¿Quién soy y por qué veo todo esto?


 Sesión 2: Yo también me quiero ir 

Han pasado unas semanas desde que estrené este juego diabólico. Estoy en mi segundo día de vacaciones y sé que me lo quiero acabar. Es más, quiero sacarme el asqueroso platino. Me siento profundamente idiota. Enciendo la PS4 al empezar la tarde y decido que no me iré a dormir hasta dejar el juego terminado por siempre jamás. Se hicieron las 5 de la madrugada... me dolía la cara, la espalda, la cabeza, la mano por estar pulsando el maldito gatillo de correr para ver al personaje acelerar una milésima. Odio supremo.
 
Acabo el juego. Pues muy bien. Apenas me he enterado de nada de la historia. La escena del zorro mega profunda me mata (de risa). Si tuviera que poner el Everybody's Gone to the Rapture en alguna página del diccionario, lo pondría de primera acepción de "pretencioso". Tal vez tenga algo interesante que contar, pero fracasa tan estrepitosamente en transmitirla que da igual. De verdad que me da igual.
 
Bueno, no me da tan igual porque me he leído entero este post en Kotaku que explica todo muy bien, aparte de dejar en evidencia todos los hilos sueltos que quedan. Me podía la curiosidad por saber si la intención era buena xP


Mención especial a los trofeos, que se quieren marcar un Journey mal entendido pidiendo continuamente que estés X minutos mirando esto, mirando lo otro o, en definitiva, no haciendo NADA. Y luego, el que te pide algo, te pide TODO sin feedback alguno de que lo estés haciendo bien. Gracias al autoguardado y los glitches varios, las probabilidades de que llegues a los créditos y no te salten es moderada-alta. ¡Pues qué bien! Menos mal que no me pasó, porque entonces todo este texto estaría teñido en rojo sangre xDDD.

No sé, no hagas un videojuego para esto. Escribe un libro de cuentos y véndelo en pack junto al vinilo y un libro de arte. Yo lo compraría.

Es más, QUIERO el vinilo. Jessica Curry es una genia, ¡la adoro! La banda sonora es sublime, magistral.

Hablemos de vinilos un momento. No soy ninguna sibarita musical. Bien al contrario, siempre he dicho que tengo muy mal oído y no sé nada de música. Tampoco tengo especial interés. Aprecio lo bueno que llegue a mis orejitas princesiles y ya está, sin más. No obstante, albergo el inmenso capricho de tener un tocadiscos rosita pastel y mi colección de vinilos, jajajaja. Creo que ha de molar mil recibir a mis invitados a la hora del té con la musiquilla noir de fondo. "Alfred, traiga nata y pastelitos."

Por último, quiero mandar un mensaje universal a todo los desarrolladores del planeta: ¡¡dejad ya la mariposa!! Sois todos unos pesados con la mariposa. Si vuelvo a ver una mariposa, me libero el Persona. >>> //zoom zoom >>> mensaje recibido en la conciencia planetaria.

Y ahora me voy a la Rapture de verdad, que esto es un timo >:)

Con la tecnología de Blogger.